El sexo explícito en el cine convencional: entre la expresión artística y la pornografía

E-mail Print PDF

En ocasiones es interesante dar otra vuelta de tuerca y en el cine no es algo que pase con regularidad, pero cuando ocurre el resultado puede llegar a ser mágico. Es el caso del articulo que nos ocupa hoy, en tiempos en los que "Avatar" parece haberse convertido en paradigma de lo que es y debe ser el cine, aún hay autores que optan por el guión, la poesía o incluso por la provocación pura y dura.

Algunos dirán que una escena explícita es tan poco válida como el 3D de "Avatar" y que tiene tanto de lenguaje cinematográfico como un mono saltando al ritmo del organillero, pero qué puedo decir, a mí me gusta y hoy rondaremos esa delgada línea que separa al cine convencional del porno: películas con presupuesto y actores de renombre que incluyen escenas en las que la genitalidad coquetea directamente con el cine X.

Es de justicia comenzar con una película directamente etiquetada como X. Y hablamos por supuesto de "Calígula", firmada por Tinto Brass, que más tarde renegaría de ella por el despropósito perpetrado por Penthouse, más interesado en el público pajillero que en el cinéfilo medio. Para el recuerdo quedan la colección de pollas y las mamadas en presencia de actores del calibre de Peter O'Toole, Hellen Mirren o Malcolm McDowell, al que se le veía en su salsa. Claro, que tocarle el conejo a Teresa Ann Savoy no es moco de pavo.

Aunque hayamos empezado con "Calígula", puede que sea interesante mencionar "Historia de O", "Cuentos inmorales" o "El imperio de los sentidos, películas claramente eróticas pero cuya popularidad las llevó en ciertos países a circuitos comerciales.

Con los 80 recién estrenados veríamos a Michelle Bauer tragándose el sable de John Holmes en una de las pocas incursiones de este en el cine convencional; otro actor porno que se sacaba la chorra en una película comercial sería Rocco Sifredi en "Romance", donde hacia de Shin Chan jugando a la trompa.

Sin ser una actriz porno intentando pasar al cine convencional, ahi tenemos a Nicole Eggert, playmate en los 90 que se follaba a los míticos Coreys de los 80 sin despeinarse lo más mínimo. Un pastiche, pero la chica enseñaba conejo a tope.

El camino contrario recorrieron Bo Derek u Ornella Muti, que pasaron de ser protagonistas en películas de tono algo subidito -en el caso de la Muti podríamos decir que muy subidito en comparacion con las de Bo Derek, digna de recordar es "Tatiana", donde las folladas eran algo más que explícitas o "La Dernier Femme", donde tuvimos el disgusto de verle la minga a Gerard Depardieu y los correspondientes polvos-, de donde pasaron a salir en el Playboy como dios las trajo al mundo. Caso similar al de Francesca Neri, que acabo saliendo en el Interviu tras salir en "Las edades de Lulú", que sin ser especialmente explícita, tenía su carga de guarrería. Las anteriormente citadas, se lo montaron para seguir con su carrera sin quedar especialmente encasilladas en el cliché de "actrices eróticas". Caso similar al de Sonia Braga, respetadísima actriz que en su momento protagonizó una comida de coño digna de pelicula de Briggite Lahaie en "Eu te amo".

Algunas prometedoras actrices, no llegaron a superar nunca "la pelicula erótica" que protagonizaron. Es el caso de Chloe Sevigny que no ha logrado levantar cabeza desde "The Brown Bunny", película donde le chupaba el nardo al director y protagonista Vincent Gallo; Anna Biella ha acabado pasándose al porno tras "Giulia"; Irene Jacob o Lauren Lee se han dedicado al cine alternativo sin demasiado éxito. Asia Argento hace todo un papelón en "Scarlet Diva" o Michelle Borth en "Tell Me You Love Me", pero nunca llegarán a dar el salto. Hay ciertas cosas que se acaban pagando.

Es por esto quizás que ciertos directores como Larry Clark optan por actores desconocidos para rodar escenas comprometidas. Esto podemos verlo en "Ken Park" o en "Los Idiotas" del insoportable Von Trier, donde actores amateur se dan caña entre ellos y el caso contrario, como el de "Fóllame" o "Lucía y el sexo", donde las escenas de alto voltaje erótico están dobladas por actores porno profesionales.

No quiero terminar este listado de películas para pajilleros con conciencia sin mencionar a Monica Belluci y a Olga Kurylenko. La primera en "La Riffa" protagoniza una de las escenas más calientes de la historia del cine, donde roza lo explícito pero no llega a mostrar ni un milímetro de más, y la segunda, uno de los cuerpos del cine actual protagoniza en "L'annuarie" el objeto de deseo de cualquier guarrete.

Ahora solo os falta tirar de emule y de muñeca.

Comentarios (3)Add Comment
El sexo es parte de la vida
escrito por Bernard, April 03, 2010
No me parece nada extraño porque el sexo es parte de la vida y practicarlo solo o en pareja es normal, creativo y saludable.
Ojala que acabaramos con el mito y el sexo se practicara con sublimidad
report abuse
vote down
vote up
Votes: +5
no
escrito por josé, April 07, 2010
shin chan es una serie graciosa si no hiciera lo de la trompa seria algo que aburrido, es mejor que nos riamos a si
report abuse
vote down
vote up
Votes: -2
...
escrito por Fernando, November 18, 2011
Creo que el problema es el tabú alrededor del sexo, las ideas pervertidas que se pueden tener, además de la idea que no debe ser tan explícito, pero sino de qué otra forma debería ser, las peliculas porno solo se acercan a la realidad y son películas que recrean fantasías normales en el ser humano.
report abuse
vote down
vote up
Votes: +0

Escribir comentario
smaller | bigger

busy
 
Colabora con 1 € al mes

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook

Rockandrollarmy en Facebook